fbpx

Ec. Wilma Salgado: el Ecuador no está quebrado, lo están quebrando

En esta crisis sanitaria se ha visto que el gobierno no tiene sensibilidad, en plena pandemia, cuando la gente se moría en las calles, privilegio el pago de la deuda externa

La crisis de Ecuador es anterior a la pandemia, se agudizó cuando en marzo 2019 el gobierno decidió acudir al FMI y entonces, se aplicaron medidas de austeridad fiscal, se redujo la inversión pública y por ejemplo se liberó también el precio de los combustibles, expresó Wilma Salgado, economista, experta en temas económicos.

En esta crisis sanitaria se ha visto que el gobierno no tiene sensibilidad, en plena pandemia, cuando la gente se moría en las calles, privilegio el pago de la deuda externa, continuó Salgado, al recordar que favoreció con eso a tenedores de al deuda, ecuatorianos que presionaron al régimen en momentos que los propios organismos internacionales decían que los países povbres debían diferir los pagos.

Tan insensible será el régimen que ahora ha refinanciado, pagando acreencias que se vencen en el 2004, inclusive, mientras veía morir al personal médico y a ciudadanos en las calles de Guayaquil, dijo Wilma Salgado.

Otra de las acciones y que aún no se sienten en su dimensión es la eliminación del subsidio de los combustibles; por ahora, no se siente la liberación de los precios de la gasolina extra pero cuando sube el precio del barril de petróleo, el país se sacudirá de angustia.

El Ecuador, expresó Wilma Salgado, se empecina en “cumplir” con el porcentaje de endeudamiento con respecto del presupuesto del Estado que lo fija en un 40%, cuando otros países tienen mucho más. Entonces extrae los recursos de la población para pagar la deuda y entonces se presenta un panorama sombrío y triste para el pueblo. Despidos de empleados públicos en plena pandemia cuando otros países pagan y subsidian a los ciudadanos para que puedan permanecer en casa.

Wilma Salgado recordó que en el país, el 25 % de los niños padecen desnutrición crónica y el 45% de las madres tienen anemia; entonces reflexionó que en esas realidades la Asamblea Nacional aprueba la mal llamada Ley de Fomento a la Producción; se les perdona a los grandes deudores de impuesto una cifra que supera los 4 mil millón es de dólares, para apenas recaudar 1260 millones. Son enormes las cifras que el Gobierno ha perdonado a las empresas transnacionales.

Si el gobierno de Lenin Moreno no hubiera perdonado los $ 4.295 millones de dólares  por impuestos, mora e intereses a los grandes empresarios ecuatorianos, nuestro país no estaría afrontando una crisis de esta magnitud. Si en este momento frente a la crisis del país, solo se recuperara un 20% de esos impuestos perdonados a los grandes empresarios, se contaría con $ 1400 millones para afrontar esta crisis sanitaria. Este país es muy rico en recursos, pero el gobierno nos está empobreciendo, privilegiando a las grandes corporaciones, exportadoras y banqueros, señaló Salgado.

Al inicio de éste gobierno, debió renegociar los contratos con las petroleras privadas en beneficio del país, ahora que los precios del petróleo se encuentran tan bajos, no le queda nada para el Ecuador, añade Salgado. De igual manera el Ecuador pierden $ 1500 millones por alteración en los precios en el comercio exterior tanto en importaciones como exportaciones.

Sobre el pago de la deuda ecuatoriana en el mes de marzo en el inicio de la pandemia,  Salgado  lo calificó como acto de crueldad del gobierno al haber preferido pagar $ 1232 millones y dejar  morir a la gente con el COVID-19. El régimen fue indolente frente al dolor del pueblo, al privilegiar el pago anticipado a los acreedores de la deuda cuando no debía hacerlo y al momento el Gobierno se encuentra queriendo renegociar la deuda, pero se encuentra en un conflicto a nivel internacional por el tratamiento diferenciado y privilegios a ciertos tenedores de bonos, añadió Salgado. Lo importante ahora es conocer quiénes son ecuatorianos poseedores de bonos que se favorecieron en plena emergencia sanitaria.

Lo lamentable según Salgado, es que no hay Asamblea Nacional que diga nada sobre el manejo económico, donde se da preferencia a los grandes empresarios, en desmedro de todo el pueblo ecuatoriano, lo único que se sabe de las Asamblea es que ahí opera una banda de delincuentes organizados.

El país no está quebrado, lo están quebrando, concluyó Salgado cuando recordó la renegociación con las petroleras de una manera muy perjudicial a los intereses del país. No refinancia los contratos petroleros, establece como costo de producción 40 dólares y eso paga a los productores cuando el costo real es de 18 dólares, una estafa al Ecuador.

1 respuesta a «Ec. Wilma Salgado: el Ecuador no está quebrado, lo están quebrando»

Es aterrador el panorama, se debería pensar nacionalizaciones de la banca y de todo el sistema financiero para q ningún otro gobierno tenga q salvarlo, y de todas las empresas a las q exonero el pago de impuestos
Con eso tendríamos intereses pagables para inversiones y emprendedores

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: