fbpx

Hay delincuentes disfrazados de asambleístas

El problema se inició cuando el Presidente rompió el acuerdo con los social cristianos y correístas al comienzo de su gestión y ahora, el bloqueo sigue opinó en diálogo con Nina Radio el analista José Hernández.

El problema radica en que el diálogo no es legislativo que involucren leyes sino de reparto de la troncha; eso reclaman una disidencia de Pachakutik, los social cristianos y los correístas.

El plan se ha hecho manifiesto en la pretensión de “tomarse” el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, (CPCCS), y por este mecanismo tomarse una buena parte del poder del Estado, especificó José Hernández.

Tanto juicio político tiene su explicación en el nombramiento de funcionarios en sus provincias lo cual no va a suceder ha dicho el gobierno a través de sus voceros. Esto hace que se reavive la posibilidad de muerte cruzada como una posibilidad que va convirtiéndose en única ante la presión de una nueva mayoría en la legislatura.

Si el gobierno no va por la vía que ellos quieren, (piensan), la presión se volverá insostenible y pasa la pelota a la Presidencia d la República que podría resolverlo a través de la convocatoria a muerte cruzada, expresó José Hernández.

El presidente deberá evaluar porque no solo es la búsqueda de troncha sino también de impunidad lo que reclaman quienes pretenden desestabilizar el país. No hay una tercera vía dijo José; la muerte cruzada va quedando como última y única alternativa.

Los comentarios están cerrados.