fbpx

Jaime Guevara gestiona olvido para continuar como Prefecto

Jaime Guevara finca su esperanza de continuar en la Prefectura demorando el fallo, gestionando olvido. La complejidad de la maraña legal cargada de malas intenciones es su aliada.

En la oscuridad se movilizan las personas de espíritu sombrío; en el silencio, mejor si es de noche, canturrean sus oscuros empeños, nada les importa más que conseguir su propósito aunque para ello se balanceen en el filo de la navaja o arriesguen como ahora, su propia continuidad como equipo en la Prefectura de Pastaza.

Tal será la necesidad de contar con un representante en el parlamento Nacional que el Prefecto Jaime Guevara se jugó el todo por el todo. Nada puede arruinar la continuidad de sus propósitos, por eso su temeridad lo llevó al límite de lo insostenible, a mostrarse de cuerpo entero y exponer públicamente lo que está prohibido: hacer uso de fondos públicos y utilizar al personal de la Prefectura y Patronato Provincial en campaña electoral que favorezca a su delfín, el señor Elías Jachero.

El Prefecto y su esposa montaron todo el aparato desde las 7 de la mañana de aquel último sábado de noviembre, habían desempolvado incluso las donaciones de Miss World Ecuador, donadas en abril de 2019, lo guardaron para la navidad de 2020, justamente para hacer coincidir con la campaña electoral de su pupilo.

Y se dejaron llevar por la pasión. No supieron reparar en que siempre resulta insuficiente cualquier control que se pretenda sobre los empleados del Consejo Provincial en tiempos de cibernética. Y se filmó todo, todito el discurso de un Prefecto obsesionado, dispuesto a soltar todo el carrete que pinta de cuerpo entero la vaguedad de sus intenciones, en el lindero de lo inmoral y bajo toda sospecha de ilegalidad.

A unos 6 metros del discursante estuvo el dueño de un celular huawei P10 mal configurado, pero testigo suficiente que mostró de cuerpo entero los 12 minutos que al prefecto le van a costar su destitución si en este país aún funciona la Ley y el Tribunal de lo Contenciosos Electoral actúa en consecuencia.

El escándalo que provocó en Pastaza aquel testimonio estimuló que hoy, estemos a pocas horas de recibir un fallo que ratificará la condición de inestabilidad que siempre ha tenido el Prefecto de Pastaza: en noviembre de 2013 la Contraloría lo destituyó 2 veces; sin embargo, se quedó hasta el final del mandato aupado en la misma mayoría de consejeros que le ayudaron a cometer la ilegalidad de nombramientos de parientes y desvío de fondos públicos.

salomon osorio

Este artículo fue escrito y se publica bajo la estricta responsabilidad del periodista Lic. Salomón Osorio

Si la contraloría habría hecho lo que le prometió a Cumandá Guevara de “destituir a Jaime Guevara porque ocupa el puesto ilegalmente”, ya tendríamos un Prefecto destituido 3 veces. Y si ahora el TCE aplica la Ley, tendremos un Prefecto destituido 4 veces.

El Prefecto no da el brazo a torcer, sigue con los contratos de última hora y aún tiene esperanza de cabildear la legalidad del fallo; así lo pregonan los voceros de medio pelo de la Prefectura; “ya está todo arreglado”, dicen.

La decisión la tiene ahora el Presidente del Contencioso Electoral, Dr. Arturo Cabrera, quien preside una institución que no se limpia ni con agua bendita, cuestionada desde el tuétano a la carne, envuelta en la deshonra que desnaturaliza una gestión sometida al vaivén de conveniencias temporales nada claras.

Los casos que el Tribunal Contencioso electoral ha debido dirimir sobre la provincia de Pastaza nos han demostrado que siempre es dudosa la aplicación de la Ley. En 2019 aceptaron a un candidato que estaba impedido de regresar a la institución, (Prefectura), con el argumento que no pueden impedir la participación de nadie y que si triunfa, “su posición como tal, lo determinará la Ley”. Ahí lo tenemos aún, ellos han lavado la Ley con su decisión, convirtieron en letra muerta el Art. 15 de la LOSEP.

En la nueva demanda contra el Prefecto, ya se han despilfarrado tiempo y emociones, ya no estamos en campaña electoral y las cosas pueden diluirse, las monedas excomulgadas cobran vigencia en los ajetreos interminables de la opacidad de gestión que prima en casi todas las instituciones públicas del país.

Faltan pocas horas. No pueden volverse eternidades. Ningún ímpetu vandálico puede someternos a la sordera irreparable de los atropellos, injusticias que se van volviendo añejas de tanto repetirlas. Nada extraordinario se le pide al TCE; justicia para dirimir lo evidente, no razones forjadas en vacuos testimonios, en propinas.

Jaime Guevara finca su esperanza de continuar en la Prefectura demorando el fallo, gestionando olvido. La complejidad de la maraña legal cargada de malas intenciones es su aliada. Mientras tanto, el maltrecho prestigio del Tribunal Contencioso Electoral va en aumento, no se lo advierte como una entidad sobria y mucho menos, garante de la democracia.

2 respuestas a «Jaime Guevara gestiona olvido para continuar como Prefecto»

Gran descripción de la corrupción en Pastaza donde las leyes la Constitución son interpretadas por instituciones Nacionales a favor de quien corrompe el sistema ya sabemos todos cómo , quién podrá resistir y permitir q la justicia brille?

Por principios éticos y morales del ser humano dentro de un sistema democrático en estricto cumplimiento de la ley y la Constitucion de la República , esperemos el fallo por la destitución. La participación ciudadana honesta es importante , felicitaciones al autor del artículo en el marco de un periodismo investigativo probo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: