fbpx

Lo nuevo no acaba de nacer

Que tristeza ver cómo esos hacedores de maldad trafican con la pobreza, esquilmando del tuétano a la carne los bienes del pueblo en crudo, y en cocinado; esos ciudadanos no tienen progenitora, tampoco se tiznan con nada, todo les resbala…”

Por: Ab. Romeo Jordán Osorio Cueva

Uno de los hilos inexplicables que abren las puertas de par en par al enriquecimiento ilícito tiene nombres y apellidos completos han dicho: “CONTROLARÍA  GENERAL DEL ESTADO” que aun teniendo como logotipo una  linda y guapa LLAVE. Esta es la GANZÚA  maestra para hacer  GRANDES  atracos a manos llenas.

Los corruptos de marca, los que evaporan la plata de todas las entidades públicas siguen campantes, sin dañarse ni el peinado porque conocen que “en cualquier demanda judicial ESA OTRA SEÑORA, DE OJOS VENDADOS Y CON UNA BALANZA EN MANO, aparentemente impoluta, de acrisolada actitud y de buen aplomo, TAMBIÉN terminará yéndose como ramera con quien más le pague ..”

Es corto el tiempo aún amigos lectores para sanear toda podredumbre que  dejaron los antecesores y los anteriores a los antecesores (las malas mañas  del desafiante saqueo nos tiene de rodillas, AÚN no se han ido de las Instituciones esos “atrasa pueblos de hueso colorado”, siguen orondos bien sembrados en los puestos, cuidando día y noche para no se enfríen.

O sea lo viejo, lo abominable NO termina de morir; y lo nuevo NO termina de nacer…” Que tristeza ver cómo esos hacedores de maldad trafican con la pobreza, esquilmando del tuétano a la carne los bienes del pueblo en crudo, y en cocinado. Esos ciudadanos no tienen progenitora, tampoco se tiznan con nada, todo les resbala…”

La presente hora de este Ecuador sumergido en la  desesperación y olvido tiene su última carta bajo la manga. Miran con  fe su última esperanza en el trabajo e iniciativa de un  asambleísta independiente; fincan su último grito ahogado y exhausto por justicia en la persona de Fernando Villavicencio  Valencia, el hombre que ESPERAN ayude a llevar tan pesada la cruz y que  ponga un tantito de orden  al descalabro del robo y abuso de poderes.

Ahora parece que el licenciado les cogió otra vez en curva a los que andan en las sombras de lo “contante y sonante, en el chanchullo, cuando  VILLAVICENCIO ha dado otro GIRÓN más, para salirse de las CUATRO paredes del PODER LEGISLATIVO y trasladarse a los pueblos, ciudades y provincias a hacer el trabajo que le corresponde a Contralorías, a Defensorías del Pueblo, a Jueces, a Fiscales, Veedurías, etc.

Face to face, people to people, con los que NO gozan de palancas, con los huérfanos de padrinos, con la choleada de mestizos, negros, indios, con los ninguneados de SIEMPRE, con los abandonados después de las elecciones. HOY ven en El ASAMBLEÍSTA su último paño de lágrimas, el soporte a tanta desgracia que acompañan a este pueblo sufrido y aguantador; víctima  de tanta verborrea electoralista y embaucadora..

Gracias Fernando dice el pueblo porque la esperanza está de pie, para seguir avanzando en contra de la corrupción y el robo altanero sin medida que a traumatizado y escandalizado al Ecuador y al mundo entero.

Fernando Villavicencio, Presidente de la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional

Los comentarios están cerrados.