fbpx

Ya no se siente el clima de polarización

A Guillermo Lasso como nuevo presidente de Ecuador, le corresponde efectivizar el mensaje de racionalidad política y, en lo económico, empezar por la generación de riqueza y trabajo.

El triunfo de Guillermo Lasso la víspera tiene enorme significación porque es el final de un modelo que hizo daño al país, opinó el catedrático universitario Manuel Salgado Tamayo en diálogo con Nina Radio.

Reflexionó Salgado en el hecho que las elecciones que vivió Ecuador no fueron de un enfrentamiento entre derecha e izquierda, porque en nuestro país como en américa Latina se están enfrentando dos modelos económicos, el neoliberalismo y el llamado progresismo del siglo 21 que representó aquí Rafael Correa Delgado.

Ambos modelos son inviables, continuó el catedrático “porque se apoyan en la sobre explotación de los recursos naturales y tienen rasgos autoritarios”. Un tercer modelo en disputa es el que plantea el movimiento indígena “que es el que defiende los recursos naturales y la defensa de la sociedad y de otros sectores marginados de la sociedad excluyente en que vivimos”

Según Manuel Salgado, de lo escuchado en su discurso del triunfo electoral, Guillermo Lasso tiene la apertura de retornar a los principios básicos del liberalismo democrático, de escuchar y respetar, de diálogo para terminar con el disenso que marca a la sociedad entre amigos y enemigos.

Algo muy positivo en lo dicho la víspera por Guillermo Lasso es el plantear que sobre la vacunación no esperará el 24 de mayo sino que lo iniciará ya mismo.

No hay que pensar dijo también Manuel Salgado que el correísmo ha desaparecido, ha sufrido sí una derrota marcada por el populismo que depende del caudillo.

En fin, escúchele en esta entrevista a Manuel Salgado Tamayo, ex Presidente del Congreso Nacional.

Los comentarios están cerrados.