fbpx

El estado no ha respondido a las comunidades indígenas en esta pandemia

El Estado no ha respondido, de ninguna manera, a laselva ecuatoriana. La medicina tradicional funcionó más que las imposiciones gubernamentales en esta crisis sanitaria. Las inundaciones del Bobonaza agrabaron la situación porquese perdieron centros educativos, viviendas y cultivos…

A más de la pandemia que ha golpeado a todos, a nosotros, en Sarayaku nos llegó varias crecidas del río que provocaron una emergencia que duplicó la calamidad, expuso Franco Viteri, desde aquella comunidad, en su condición de padre de familia.

Varias inundaciones, (un total de 4 en los últimos 4 meses), destruyeron todas las escuelas, comentó Viteri al exponer también que el internet como medio de fluir información, no llega y cuando llega es muy malo.

Estos y otros temas de la pandemia, especialmente en educación analiza Franco Viteri, desde la comunidad de Sarayaku.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *