fbpx

Preocupación ciudadana por la asfixia económica de los hogares

Se empieza a sentir la preocupación ciudadana, especialmente por cumplir con entidades financieras

Todos estamos conscientes que se debe continuar con la alerta roja,  es decir, con el encierro porque así han sugerido desde el COE Nacional y los facultativos; pero aquí nos topamos al acercarnos a los dos meses de confinamiento, en que ya se cumplen los plazos dados por el propio gobierno y ya empezarán a ejercer presión, tanto el sector financiero como desde los propios cobradores de impuestos del Estado, para que los ciudadanos paguen lo que deben.

Ese es el gran dilema que en Nina Radio supo explicar Germán Ledesma, quien razona que una buena parte de los ciudadanos van a sufrir para reordenar sus cuentas, tanto con entidades financieras privadas, cuanto con organismos del Estado.

Esta víspera, por ejemplo, se conoció que desde la dirección del SRI, se recomendaba a los representantes provinciales a seguir presionando a los ciudadanos para que se igualen con las cuentas con el Estado. Pero si el propio Presidente Lenin ha dicho que “primero la vida”, no se explica bonito como existen esta órdenes dentro del propio Estado.

Los dos meses de plazo que dio el Estado se cumplen el 30 de mayo y a partir de esa fecha, también las entidades privadas empezarán a presionar para que se cumplan con las letras cuya morosidad empieza a vencerse. Puede ser que vengan a ritmo galopante las coactivas, es decir, la crisis propiamente dicha, llegará directo a los ciudadanos.

El gobierno se liberó de la responsabilidad de los plazos al determinar la vuelta al trabajo, pero el semáforo lo delegó a los municipios y ellos no tienen la capacidad legal para sugerir a la banca mayor plazo y mejores condiciones de refinanciación de los créditos. Esto nos vuelve más vulnerables y con mucha incertidumbre, sugiere Germán Ledesma.

Los comentarios están cerrados.